Las ventajas fiscales del patrocinio deportivo: cuales son y como aprovecharlas

Tiempo de lectura: 4 minutos

El patrocinio deportivo, como todos tipo de patrocinio, es una forma efectiva de conectar marca e usuarios, a través de experiencias personalizadas: cuanto más exitosa, más el público se sentirá involucrado y tendrá a asociar la marca/empresa con valores positivos

En términos sencillos, si hablamos de patrocinio en eventos deportivos, el patrocinador aporta una dotación económica o unos servicios personalizados (material publicitario, camisetas, recursos humanos etc.), a cambio de los derechos promocionales y a favor de un impulso para su imagen a nivel público. Es una excelente forma para una marca de entrar en contacto con el consumidor a través de un fenómeno, como un evento deportivo de éxito, capaz de involucrar miles de personas.

carrera

Aunque no se trate de algo altruista sino de una acción con un interés del patrocinador que apoya actividades a cambio de un beneficio de marca, el patrocinio deportivo puede contemplar beneficios fiscales bajo ciertas condiciones.

Cómo obtener deducciones fiscales por los patrocinios deportivos

Algunas empresas (sobre todo pymes), renuncian a la idea de apostar por patrocinios deportivos por el coste que ello supone, pero desconocen la posibilidad de desgravar dicho coste a nivel fiscal.

¿Cuales son entonces las ventajas fiscales de los patrocinios deportivos que la Ley proporciona?

El Patrocinio Deportivo, como hemos visto anteriormente, es una acción puramente publicitaria y comercial, por tanto responde a las disposiciones de la Ley 34/1988, de 1 de noviembre, General de Publicidad, donde se establecen los términos contractuales.
Al mismo tiempo, la Ley 10/1990, del 15 de octubre, del Deporte, recoge los incentivos fiscales por la esponsorización de actividades deportivas: se considera deducible la cantidad aportada en concepto de patrocinio publicitario, como si fuese cualquier otro gasto en publicidad

¿Quieres saber qué eventos deportivos tenemos disponibles para patrocinio deportivo?

¡Contáctanos y te ayudamos!

Hay que precisar que no existe un apartado en la Ley sobre “patrocinio deportivo”, y por tanto este se debe acreditar como una acción comercial más. Esto implica que, como ocurre con cualquier tipo de deducción, el gasto deberá justificarse documentalmente.

Por otra parte, la Ley 49/2002 del 23 de diciembre sobre el régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y sobre los incentivos fiscales al mecenazgo, establece las condiciones relativas a los patrocinios.

Antes de todo, ¿cual es la diferencia entre patrocinio y mecenazgo?

La diferencia sustancial está a nivel de beneficio: el patrocinio se centra en productos “tangibles” y tiene como objetivo una utilidad comercial y de imagen; el mecenazgo se realiza a través de productos o servicios más “intangibles”, enfocándose principalmente a un ámbito cultural y artístico. El patrocinio conlleva por lo tanto un doble objetivo, mientras el mecenazgo se mueve bajo una intención altruista hacia las artes o la cultura, sin recibir nada a cambio.

carrera

La Ley por lo tanto distingue entre acuerdos de donación y contratos de patrocinio. Para los primeros, la empresa colaboradora no podrá contabilizar la aportación económica como gasto deducible, porque se considera que no existe una contraprestación a este tipo de donación; en los segundos, ya que existe una contraprestación definida por contrato, esa aportación podrá considerarse como gasto deducible por publicidad, propaganda o relaciones públicas.

Sin embargo, como resultado de la creciente popularidad del deporte en los últimos años, gracias también a los numerosos éxitos de deportistas y clubs españoles, en 2013 el gobierno lanzó el proyecto “España compite: en la Empresa como en el Deporte”, una iniciativa orientada a incentivar la implicación del sector empresarial en proyectos deportivos.

carrera

Como recita este programa “Esta iniciativa está orientada, de manera principal, a favorecer la realización de proyectos deportivos a través de la implicación del sector empresarial. “España Compite” está calificada como actividad prioritaria de mecenazgo, ofreciendo importantes beneficios fiscales a las empresas que realicen donativos, donaciones y aportaciones a la Fundación Deporte Joven con destino a la financiación de dicho programa.”

Es un modelo de patrocinio para impulsar a las empresas españolas en ámbito nacional e internacional: contempla que aportaciones de hasta los 50.000 euros pueden deducirse hasta un 40% de la cantidad aportada en la cuota del impuesto sobre sociedades.

La gestión del proyecto se realiza por parte de la Asociación de Deportistas y la CEOE a través de su Fundación: en el programa se  establece una serie de parámetros para poder acceder a estas condiciones especiales que suporten la empresa.

La importancia del patrocinio deportivo

Pese a que el objetivo fundamental del patrocinio es de tipo comercial y de imagen, hay otros secundarios que no debemos infravalorar como por ejemplo la aceptación social, la revalorización de un producto, un empuje de ventas, opinión pública, etc.

Tratándose de una inversión económica importante, es fundamental que los valores de la empresa patrocinadora y la empresa beneficiadora coincidan para que haya un posicionamiento de marca compartido: es importante, a la hora de valorar la activación de un patrocinio deportivo, tener una estrategia eficaz, con una análisis completo sobre los aspectos claves (publico objetivo, localidad, ROI..) para que el beneficio sea conjunto.

Descubre nuestros casos de éxito

Así es como aplicamos todo esto a nuestros proyectos de patrocinio deportivo